Expiación

Me uní a las Plieno Gyvatės o Serpientes de Acero cinco años atrás, cuando aún no tenían la fama de terroristas de la que gozamos ahora.